El programa EURES Transfronterizo aborda la movilidad laboral en La Raya

El 14 de octubre se ha celebrado en Mérida una jornada dirigida a cargos electos y agentes de empleo y desarrollo local de entidades municipales, organizada por el Sexpe en colaboración con la FEMPEX, y que ha contado con la presencia de directora del Centro do Emprego e Formação de Portalegre, Georgina Silva.

La Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura trabaja en la activación de protocolos más eficientes para facilitar la movilidad de las personas que trabajan o  buscan empleo a un lado de la frontera portuguesa y residen en el otro, y también para  las empresas y los emprendedores de uno y otro lado de la raya que busquen establecerse al otro lado o pretenden contratar a personas que residen al otro lado de esta frontera.

Jesús Seco, Director General de Planificación y Evaluación de Políticas Activas de Empleo, ha indicado que en los últimos 20 años se ha trabajado muy bien en cuestiones sociales y culturales entre y Alentejo, pero “persistían diferencias y barreras de tipo jurídico, fiscal, e, incluso, relacionadas con la forma de vida, que todavía no se han superado”.

Por ello, ha añadido, surgió hace tres años este programa Eures Transfronterizo, que ha asesorado ya a más de 300 trabajadores y a unas 70 empresas, y que pretende “avanzar y profundizar, generando protocolos, de tipo jurídico, normativo, fiscal, etcétera, que favorezcan el conocimiento de cuestiones cotidianas”.

Jesús Seco ha hecho un llamamiento para que Alentejo y Extremadura se unan en demandas comunes, como el corredor ibérico, “un eje fundamental para el desarrollo europeo que debemos conseguir que camine más rápido”.

Por su parte Ignacio Sánchez, técnico del Eures Transfronterizo en la oficina de Badajoz, ha explicado que “sobre el papel no tendría que haber dificultades para vivir a un lado de la frontera y trabajar en el otro, pero la realidad es que existen cuestiones administrativas, sobre cotizaciones, prestaciones, derechos, fiscalidad, condiciones de vida y trabajo que pueden dificultarlo, y eso tenemos que llevarlo al día a día, a la realidad cotidiana, para se pueda hacer frente a las fronteras burocráticas”.

 

  

  

  

Jornada EURES